Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

Utilícennos, pero no para esto

Marichu Rodriguez

Resum


“Ministra, los farmacéuticos comunitarios somos un recurso. ¡Utilícenos!”. Así cerraba sus palabras de agradecimiento por la recepción de uno de los Premios Esteve de este año una farmacéutica de Barcelona y socia de SEFAC (enhorabuena, Mercé, por el premio y por el arrojo), en una ceremonia celebrada hace unos días en Valencia, a escasos metros de Leire Pajín y con el consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Manuel Cervera, a su lado. Yo no pude estar presente, pero me cuentan que ambos la miraban con cara de póquer y sonrisa de entrega de premios. Me pregunto en qué estarían pensando. A lo mejor pensaban en que sí, que el farmacéutico comunitario está para usarlo, pero no como recurso, sino para ahorrar recursos al Sistema. Porque los dos, en sus respectivos discursos, propios de entrega de premios y, por tanto, bienintencionados, cayeron en el mismo lapsus sin darse cuenta: elogiaban el trabajo de los profesionales de “uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo” (era una ceremonia en la que se compartían premios para médicos y premios para farmacéuticos)… y después, siempre en otra frase (no vayamos a mezclar), elogiaban también al farmacéutico comunitario.