Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

La aportación de la lengua española de Flandes al léxico del español general a finales del siglo XVI y durante el siglo XVII

Robert A. Verdonk

Resum


El examen exhaustivo de un corpus de manuscritos e impresos (1,5 millón de registros) redactados por miembros del personal político, militar y religioso español que sirvió en los Estados de Flandes (1567-1706) permite observar el uso de neologismos completamente desconocidos en el español de la Península (por ej. drosarte, liarte, marrazo ‘tierra pantanosa’) o que no aparecerán allí sino medio siglo más tarde (por ej. recluta y tren). Casi todos estos neologismos se tomaron de las variedades románicas de los Estados de Flandes (picardo y valón), además del francés estándar, que no solo se hablaba en la parte meridional del país, sino que lo practicaban también las clases altas (aristocracia, comerciantes, etc.) de la parte septentrional del país, donde el pueblo hablaba el neerlandés o uno de susdialectos. El uso de estos (y otros más) neologismos peculiares en la lengua española de Flandes tiene como consecuencia que el español de Flandes merece tratarse en adelante, por lo menos desde el punto de vista lexicológico, como una variante peculiar del español áureo.

Text complet: PDF (Castellano)