Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

PUBLIC ART - Jardín de la memoria y Parque Oliver de Zaragoza, dos ejemplos de producción y gestión ciudadana del espacio público

Silvia Guillén

Resum


Si bien, estos casos específicos se presentan en sus contextos sociales y urbanos, tienen características en común. Por un lado se produjeron en las zonas suburbanas que se desarrolló rápida y caóticamente debido a la intensa migración en los años sesenta y setenta. Este crecimiento urbano incontrolado produjo, dentro de un gran número de problemas estructurales, la falta de espacio público en las zonas periféricas de la ciudad, como San José y Oliver. Gaviria y Grillo, sociólogos urbanos, después de un trabajo de campo realizado en 1974 indicaron una notable relevante: En el período de 1940 a 1965 la proporción de espacio público en Zaragoza relacionado con la tasa de población (m2/persona) se redujo a la mitad.
Por otra parte, en ambos casos, los ciudadanos han participado directamente en la producción, así como en la gestión de estos espacios públicos, a través de diversas asociaciones. Estas fueron fundadas en primer lugar para reclamar la mejora de los servicios, calles, etc ... y también eran importantes en el proceso hacia la democracia durante los últimos tiempos de la dictadura de Franco. Posteriormente, las asociaciones trabajaron específicamente en la mejora de sus barrios como lo hacen hoy. En ambos casos, después de mucho tiempo de exigir estos espacios públicos y ciudadanos trabajando junto a los técnicos, sus proyectos se incluyeron en el PGOU-Plan General de Desarrollo Urbano de 1986 y los espacios se inauguraron en la década de los noventa.
No sólo el Parque Oliver, sino también el Jardín de la Memoria es el resultado de un amplio consenso entre las diferentes comunidades sociales de Oliver y los barrios de San José, en el diseño de espacios, usos, etc ... elementos simbólicos.
En el Jardín de la Memoria el arte público es parte de los principios del primer proyecto, Julio Le Parc iba a producir algúna obra pero después las desarrollaron los escultores locales. Los ciudadanos del Parque Oliver a través de un comité de coordinación están a cargo de una gran parte del espacio. Y en ambos sitios los vecinos están involucrados en el cuidado de huertos productivos, este trabajo es especialmente realizado por los vecinos de más edad, la mayoría de los cuales emigraron de las zonas rurales.
Otro hecho común a ambos espacios públicos, contrariamente a la mayoría de los demás en la ciudad, es que son bien respetados y protegidos. Espero que estos casos muestran un posible modelo de producción y gestión del espacio público, ya que parecen ser socialmente integradora y ecológicamente sostenible.

Text complet: PDF