Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

Bèlgica i el dolor.

Javier Sádaba

Resum


Bélgica es un pequeño y próspero país situado en el centro de Europa. La relación entre los flamencos del norte y los valones del sur, tensa hasta amenazar romper el Estado, es para algunos objeto de preocupación y para otros ejemplo de que es posible convivir en la diferencia. Lo que no distingue a los que hablan flamenco de los que hablan francés es su pertenencia a una común cultura católica. Bélgica ha sido, además, una referencia para no pocos católicos del continente europeo. Lovaina fue el lugar de la renovación de la filosofía escolástica, la pastoral encontraba allí un impulso que después se extendía incluso por Latinoamérica, los jóvenes y aguerridos obreros católicos se inspiraban en ese diminuto país y los ecos democristianos iban mucho más allá de su reducido espacio. Casi al mismo tiempo, mientras que
los aficionados al ciclismo admiraban a Eddy Mercks, la elegante figura del cardenal Suenens se proyectaba sobre todo el mundo católico más o menos progresista.

Text complet: HTML (Castellano)