Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

El gusto por la obra de Tiziano dentro de los círculos de poder en en el norte de España en la segunda mitad del siglo XVI. El ejemplo de los flamencos trabajando “a la italiana”: Gillis Goignet y el taller de Pablo Schepers y Rolan de Mois

Ana Diéguez Rodríguez

Resumen


La influencia de Tiziano en los pintores europeos del siglo XVI es bien conocida. La ejercida sobre los pintores españoles siempre se ha asumido como de forma directa debido a las obras de su mano hechas para la corte. Sin embargo, no sólo va a ser a través de las obras del maestro de Cadore y las copias, tanto italianas como las hechas en territorio peninsular, las que van a influir en el gusto por sus composiciones, sino también a través de las copias hechas por pintores flamencos que llegan a la península. Muchas de estas obras flamencas siguiendo a Tiziano han sido admiradas como originales, y otras han sido demandadas a estos pintores septentrionales debido a su cuidado en el detalle y su capacidad de reproducción. Aquí analizamos dos ejemplos de este tipo, el primero se trata de una Magdalena de Gillis Coignet que estuvo atribuida al italiano, y el segundo la labor como copistas de Tiziano de Pablo Schepers y Roland de Moys en el entorno del duque de Villahermosa.

 

 


Texto completo: PDF