Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

Pendientes de los servicios farmacéuticos comunitarios en México que limitan el uso racional de los medicamentos

María T. Espinosa Roque, Mariana Ornelas Perea

Resum


La posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (OPS) es que los países de la región de las Américas implanten un modelo de servicios farmacéuticos que garantice una atención integral en la salud de la población respecto a los medicamentos y define el uso racional de medicamentos cuando “los pacientes reciben la medicación adecuada a sus necesidades clínicas, en las dosis correspondientes a sus requisitos individuales, durante un período de tiempo adecuado y al menor coste posible para ellos y para la comunidad”.

En México el uso inadecuado de los medicamentos representa un problema grave de salud que conlleva a una accesibilidad no equitativa, incrementa los costos de tratamientos y obliga al paciente a convivir con problemas relacionados con la medicación; las instituciones de salud han realizado esfuerzos por promover una política farmacéutica nacional en congruencia con las recomendaciones de la OMS, sin embargo  no se ha tenido el impacto en los indicadores de salud. Por otra parte los profesionales farmacéuticos por diversos factores no influyen como líderes en el desarrollo de un servicio integral orientado al beneficio del paciente (instrucciones para su utilización y orientación ante la detección de problemas relacionados con su manejo) y a su vez el modelo de farmacia comunitaria orienta el servicio más hacia un fin comercial que sanitario. La ciudadanía se mueve entre la expectativa y la incertidumbre derivada de la información recibida de los farmacéuticos, los médicos, los medios de comunicación y de los propios laboratorios farmacéuticos.


Text complet: PDF