Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

Jàson i Medea, un cicle iconogràfic de la llegenda troiana a l'arqueta de Sant Sever de la Catedral de Barcelona

Francesc Fité i Llevot

Resum


La arqueta de San Severo fue fabricada en Venecia entre 1400 y 1405, en el taller de Baldassare Embriachi, especializado en la confección de muebles suntuarios y la labra del hueso. La datación ha podido verificarse gracias a la documentación conservada sobre el traslado de las reliquias de San Severo desde el monasterio de San Cugat del Valles a la catedral de Barcelona. Dicho traslado lo dispuso el monarca Martí I'Huma que se creyó sanado de una dolencia por la intervención del santo. Sorprendentemente, no se trata de una arqueta-relicario provista de iconografía religiosa, sinó de una arqueta profana, de las usadas por las damas nobles para joyero o para guardar objetos de tocador, decorada a tal efecto con iconografía profana inspirada en la mitología antigua a través de las fuentes literarias medievales. El tema representado en la arqueta se corresponde con el ciclo iconográfico de Jasón y Medea, tal como aparece en la obra de Benoit de Saint Maure y más concretamente en la versión de Guido delle Colonne. En la investigación tratamos sobre el origen de dicha iconografía a partir de los manuscritos ilustrados. Buchthal demostró ya que se iluminaron en Venecia todo un conjunto de Guidos durante la primera mitad del sigloXIV. Es por ello que planteamos como fuente de inspiración de las arquetas con el tema de Jasón y Medea, entre ellas la de Barcelona, un Guido iluminado en Venecia, independientemente del estilo de los relieves, que claramente deriva de la corriente toscana protorrenacentista dominante.

Text complet: PDF