Revistes Catalanes amb Accés Obert (RACO)

«Soy un vampiro pero también una chica»: vampiros regenerados en True Blood

Antoni Maestre Brotons

Resumen


En la literatura y el cine góticos clásicos, el vampiro se concebía como un monstruo al que cabía eliminar. Sin embargo, en los últimos cuarenta años, novelas, películas y series revelan una voluntad de asimilarlo a la sociedad humana, un proceso conocido como domesticación o regeneración. Como metáfora de la diferencia sexual, racial, de género o de clase, tal asimilación representa, de acuerdo con los postulados de Foucault, una operación que lleva a cabo el poder para someterlas, integrándolas en el orden social y cultural establecido. La serie estadounidense True Blood (2008-2014) refleja a la perfección este proceso dual de regeneración que implica, a su vez, sometimiento. Relacionado con los supuestos de la corrección política, el nuevo monstruo ya no simboliza al «perverso» sino al «diferente» que se debe proteger y aceptar en el seno de la sociedad, pese al riesgo de cohesión social y amenaza para la familia que comporta.  


Texto completo: PDF

GEF (Grupo de Estudios sobre lo Fantástico)

ISSN: 2014-7910

URL: http://revistes.uab.cat/brumal/index

Prefijo DOI: 10.5565